Tengo una sola torta light a la venta. Es una Cheesecake Light con frutos rojos.


En la pastelería no usamos ni aditivos ni conservantes para las tortas. Esto incluye a la gelatina. La gelatina en las tortas, es la manera mas burda de poder mantener firme una torta o ahorrar en materia prima…puaj, odio las tortas con gelatina.

La cheesecake light que ofrecemos tiene gelatina :) La razón por la cual tiene gelatina es que no hay forma en este mundo de hacer una torta con tan pocas calorías como nuestra Cheesecake Light, sin gelatina. Las grasas son las que mantienen firme el producto y esta torta al tener muy pocas grasas, necesita reemplazarse con gelatina si o si. Me cuesta mucho vender esta torta, los clientes lo saben. Me preguntan si es rica, y siempre digo lo mismo:

¨a mi no me gusta, pero sí a la gente que la compra¨

Mi amiga y nutricionista Valeria Ret, tiene un centro estético en Palermo donde hay una heladera nuestra que ofrece a sus pacientes nuestras tortas light hace más de 6 meses. Es la mayor boca de expendio de esta torta debido a las pocas calorías que tiene (89kcal cada 100 gramos)

Por otro lado, no fue hasta el año pasado que conocí a una persona diabética insulinodependiente.  Me contó un poco los alimentos que podía comer y yo orgullosamente le conté que tenia una torta light sin azúcar. Por su tipo de diabetes, no solo de los azúcares tenía que cuidarse, sino también de las grasas. Al tener queso light y base de galletitas, la cheesecake light (que yo hago) no la podía comer. Les dejo material de lectura para que entiendan que la diabetes va más allá del azúcar. DIABETES TIPO I y II

A las pocas semanas me junté con Valeria (la nutricionista) y le conté a quien había conocido y le pregunté si la cheesecake light era para diabéticos y me contó que tenía muchos pacientes diabéticos que comían la torta, pero que no se podía vender como tal, por que no todos podían consumirla.

No fue hasta que comencé a escribir el post en el blog  TODOS COMEN TORTA…¿TODOS? que volví a llamar a Valeria y le pregunté que es lo que tenía que cambiar para que todos los diabéticos pudieran comer la Cheesecake Light.

Asi fue que durante los últimos 15 días Valeria y yo intercambiamos mails y llamados. Cada uno averiguaba por su cuenta nuevos productos disponibles para cocinar (por ejemplo el Stevia o Splenda). Valeria vino a la pastelería mas de 5 veces a charlar, intercambiar y cruzar datos para lograr nuestro objetivo. Ella con su calculadora y sus cuadros nutricionales, yo con mi balanza negociando constantemente entre gramos de productos, calorías e hidratos de carbono. Parecía un laboratorio mas que una cocina, pero este tipo de tortas requería de mucho cuidado.

Terminamos SUPRIMIENDO las galletitas de la base y cambiando el queso por uno 0% grasas. También cambiamos los frutos rojos por mermelada y reemplazamos el azúcar por edulcorante azucarado (hileret/splenda) y obtuvimos un buen producto, no tan lejano a la Cheesecake Light que hacíamos. Hicimos pruebas en gente diabética y los niveles de glucosa se mantuvieron estables. Lo logramos y en tan sólo 15 días.

No terminamos acá, ya que Valeria y yo queremos darle el toque de seriedad que falta y estamos tramitando un sello o certificación con asociaciones de diabetes para el producto.

Por ultimo, cambiamos la etiqueta de la Cheesecake Light que hacíamos

 

por esta, acorde a los nuevos requerimientos para los diabéticos.

 

 

De una torta light a una torta para diabéticos había un solo paso, solo había que caminarlo.

 

Mi nombre es Dario V, no soy pastelero, pero muy pronto TODOS VAN A COMER TORTAS…TODOS.

 

Valeria Ret: Licenciada en Nutrición – MN 3231 – valeria_ret@hotmail.com – 4802-9582